Revista ENIGMAS 173, ¡YA A LA VENTA!

31 03 2010

ENIGMAS Nº 173

Este mes en ENIGMAS nos adentramos en una de las organizaciones más siniestras de toda la historia humana: la Orden Negra de Heinrich Himmler, las SS nazis que se rodearon de un aura mística para acabar sembrando el terror en media Europa. Inspirándose en la Orden de los Caballeros Teutónicos, el Reichsführer-SS, obsesionado por lo oculto y por el pasado mítico alemán, dotó a sus guardias negros de distintos símbolos y credos, instaurando una serie de rituales paganos que pretendían acabar con el cristianismo y reinventar una religión en el Tercer Reich, la religión del Nuevo Orden instaurado por Adolf Hitler.

Con la ayuda de Karl Maria Wiligut, el “Rasputín” nazi, un loco con pretensiones de iluminado que decía poseer una memoria ancestral que le permitía comunicarse con los ancestros germánicos, Himmler convirtió en su cuartel general el castillo de Wewelsburg, en Paderborn, cerca de Westfalia, donde sus generales de división llevaron a cabo extraños rituales secretos en la cripta conocida como Valhalla. Las ambiciones del líder nacionalsocialista, que quería “crear” al superhombre ario, pasaban por construir un Estado-SS en los territorios conquistados del Este, bajo el nombre de Burgundia, y para ello llevó a cabo el más terrible plan de la Alemania nazi: la denominada “Solución Final” o exterminio de aquellos que consideraba pertenecientes a las “razas inferiores”, principalmente judíos y eslavos, que sufrieron lo indecible en los campos de la muerte del régimen más atroz edificado por el hombre moderno.

Obsesionado por el pasado remoto alemán y por los objetos de poder, Himmler creó también junto a Walter Darré y Herman Wirth la denominada Deutsches Ahnenerbe, “Herencia Ancestral Alemana”, un instituto de investigación que realizó excavaciones y envió expediciones a rincones remotos del globo en busca de los vestigios de la raza aria, reescribiendo la historia, la prehistoria y la ciencia alemanas a su conveniencia. Desde los palacios partos de los reyes de Irán, pasando por Sikkim y Lhasa en el Tíbet, la extraña tierra de Karelia en Finlandia o los antiguos palacios de Croacia, los miembros de la Ahnenerbe intentaron hacer realidad el sueño megalómano de su jefe.

Himmler, el “mago negro”, también visitó España en los primeros años del gobierno franquista, que simpatizaba –principalmente a través del ministro Serraño Súñer- con el régimen nazi. El Reichsführer viajó hasta Montserrat, quizá en busca del Grial, el mismo que obsesionó al medievalista alemán Otto Rahn y que éste buscó en el bastión cátaro de Montségur a instancias también del líder de la Orden Negra. Heinrich visitó también Madrid, Segovia y Toledo, y envió a sus hombres en busca de objetos sagrados como Mjolnir, el Martillo de Thor. Este fue su delirante sueño frustrado…

Además, el periodista y escritor Eric Frattini nos desvela los secretos de “la hermandad de los sádicos”, aquellos Papas que en lugar de erigirse en “Vicarios de Cristo” se entregaron a la lascivia, el sadismo o el crimen, mancillando su cometido y convirtiendo la Santa Sede en centro de sexo y perdición.

En un magnífico e ingenioso dossier, no exento de fina ironía, recordamos la historia de aquellos personajes que dijeron ser profetas o agoreros y fecharon el fin del mundo, el nacimiento del Anticristo o la Segunda Venida del Mesías para una fecha concreta –equivocándose siempre-, desde el estigmatizado Bongiovanni, a los líderes de diferentes sectas, pasando por diversos Padres de la Iglesia e incluso por hombres de ciencia como Isaac Newton.

Desvelamos además las polémicas “revelaciones” de la Nueva Era y viajamos hasta Egipto para conocer de primera mano las últimas investigaciones realizadas sobre las momias de Tutankamón y sus familiares para desvelar su verdadero linaje.

El investigador Bruno Cardeñosa viaja hasta el monte Rainier, en Washington, donde tuvo lugar el avistamiento que marcaría el inicio de la moderna ufología: en 1947, sobre su cima, el piloto civil Kenneth Arnold avistó nueve No Identificados que harían historia.

Además: el esplendor de Nimrud; “Falsas muertes de personajes famosos”; Abizanda, el museo del más allá; cine, cómics, libros, sorteos y mucho más…

Teléfono para suscripciones en España: 902 540 000





Revista ENIGMAS 172 ¡YA A LA VENTA!

2 03 2010

 

ENIGMAS Nº 172

 

De la mano del investigador Javier García Blanco penetramos en los misterios más crípticos de la Santa Sede. Desde hace siglos, algunos vicarios de Cristo se sintieron atraídos por prácticas heterodoxas y herméticas, prácticas que en ocasiones llegaron a plasmar en el interior de las gruesas paredes del Vaticano. Destacadas figuras de la Curia, desde cardenales a pontífices, cruzaron la peligrosa línea que separa la ortodoxia de la heterodoxia y algunos Papas, como Silvestre II, el “Papa Mago”, sería acusado por sus coetáneos, e incluso siglos después, de servir nada menos que a las fuerzas de las tinieblas y de haber pactado con el mismo demonio.

En pleno fervor renacentista, el Papa Borgia, Alejandro VI, uno de los mayores mecenas de su tiempo (dejamos al margen su leyenda negra de sexo y crimen) y fue un apasionado de la ciencia astrológica y de la antigüedad clásica, algo que en aquellos tiempos no solía ser considerado, ni siquiera en la Ciudad Eterna –que con tanto ahínco persiguió en otro tiempo a los astrólogos–, una herejía, pues todos los grandes eruditos, muchos de ellos eclesiásticos, sentían verdadera fascinación por lo hermético. Alejandro VI, el Papa “Osiris-Apis”, ordenó plasmar en diversas estancias vaticanas, los llamados “Apartamentos Borgia”, frescos de origen pagano.

En este excelente reportaje, García Blanco dedica también amplio espacio a personajes como los Farnesio, muy vinculados a la astrología y a la alquimia, Athanasius Kircher, el jesuita que se apasionó por el hermetismo, llegando a intentar descifrar, en el siglo XVII, los jeroglíficos egipcios –tarea en la que fracasó–o a realizar importantísimas traducciones de obras cabalísticas, mágicas o esotéricas. Tommaso Campanella, el Grimorio del Papa Honorio, cartas astrales, nigromancia… un magnífico compendio de los códigos secretos de la Ciudad Santa.

Además, visitamos un antiguo colegio de niños discapacitados psíquicos de Agost, en Alicante, un edificio en ruinas donde parecen estar sucediéndose fenómenos poltergeist, extraños episodios que han causado espanto a diferentes testigos desde hace tiempo… ¿Qué pasa entre sus muros?

Lorenzo Fernández, director de ENIGMAS, nos desvela los secretos del  “ejército fantasma” del Emperador Amarillo, los soldados de Terracota de Qin Shi Huangdi, que conforman uno de los episodios más desconocidos y desconcertantes del pasado de la humanidad; una fascinante historia recogida en su último libro, Desafíos a la Historia (Libros Cúpula, 2010).

José Gregorio González nos recuerda lo sucedido la noche del 19 de mayo de 1986, cuando en Brasil diversos radares civiles y militares se vieron saturados durante varias horas por la presencia de más de una veintena de No Identificados, estableciéndose contacto visual y provocando el despegue de cinco aviones de combate. La magnitud del incidente motivó el pronunciamiento de la cúpula militar del país, que reconoció públicamente su incapacidad para explicar lo acontecido.

Enrique De Vicente nos traslada en su último y magnífico libro, Claves ocultas de El Símbolo Perdido, (Plaza & Janés, 2010), hasta Washington y los siete escenarios repletos de simbolismo masónico y ocultista que jalonan la capital estadounidense.

Viajamos también al castillo de Niedzica, en Polonia, donde desde hace décadas se busca el tesoro perdido de los incas, que al parecer un descendiente de Tupac Amaru II dejó escondido en los alrededores de la fortaleza.

Además: Ugarti, la ciudad oculta; Ceuta, la traición del conde Don Julián; Miguel Servet desafía a Calvino; Infierno en Haití; filmoteca, libros, sorteos y mucho más…

TELÉFONO DE SUSCRIPCIONES: 902 540 000